Ethos Político. Fuera lastre

Eduardo López Mares fue echado del PAN por su gran fracaso. La realidad albiazul poselectoral lo hizo posible. Pero, también debe decirse que debe compartir responsabilidad en ello quien lo puso: Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, como jefe político del PAN en Guanajuato.

Opinión 18 de junio de 2024 Héctor Andrade Chacón Héctor Andrade Chacón
Ethos Político
Ethos Político

Fuera lastre

“Después de un análisis de mis responsabilidades, compromisos y oportunidades, he llegado a la decisión de renunciar a mi cargo como presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Guanajuato”, salió a decir el dirigente albiazul, Eduardo López Mares, de forma súbita en un video mensaje emitido por sus redes sociales. Aunque eso de renuncia, renuncia, pues… está en duda.

Y es que la separación de “Lalito” del CDE panista se da a pocos días de la jornada electoral del 2 de junio, donde a pesar de la victoria de la candidata a la gubernatura, Libia Dennise García Muñoz Ledo, en los hechos, el PAN ha sufrido la peor derrota electoral en Guanajuato durante el siglo XXI. Ni siquiera la ola peñanietista de 2012 que llevó a Acción Nacional a ser primera minoría en el Congreso del Estado fue tan letal como la morenista de 2024, donde el PAN pierde la elección presidencial, la senatorial, pierde varios distritos y municipios, dejando en una condición precaria la gobernabilidad por los próximos tres años de Libia, dado el poco margen de maniobrabilidad en el Congreso Local, donde quedará supeditada a los acuerdos que logre con sus aliados minoritarios como el PRI y el PRD, así como con el Verde y MC, mientras estos den paso a la colaboración y eso sólo para sacar adelante las votaciones simples, porque las grandes decisiones necesitarán, a lo que se ve, de votos morenistas en la calificada.

Captura de pantalla 2024-06-17 a la(s) 9.39.31 p.m.

Por eso sonó ridículo para el respetable, según mostraron las redes sociales y el cotilleo, el comentario de despedida de López Mares de irse “contento y con el deber cumplido”, ya que el estado “continúa como bastión panista de México”. Varios albiazules deslizaron la duda de qué tanto hizo “Lalito” para decir que fue factor de triunfo, si las victorias, salvo la de León y el efecto Ale Gutiérrez, fueron logradas a “sangre y fuego” por los candidatos, sobre todo la de Libia Dennise, quien logró sacar las castañas de la hoguera por sus virtudes políticas ahí donde el partido ya no dio para más. En Guanajuato Capital, Alejandro Navarro y Samantha Smith tuvieron que cargar con su desconocimiento del terreno y su intervencionismo, como querer remover al alcalde, sin base legal, antes de la campaña. Fue siempre incapaz de detener su diarrea verbal. 

En esta columna, se dijo siempre, resultaba cuestionable la capacidad política de Eduardo López Mares, pues mostraba generalmente un tacto de elefante para abordar diversos temas y siempre pecó de una soberbia sobre la “grandeza” panista en Guanajuato cuando esta ha venido en picada. Vamos, nunca supo leer el momento y ni siquiera tuvo el tino de echar una oteada a la historia para entender por qué se le comparaba a Jorge de la Vega Domínguez, aquel dirigente nacional del PRI que un buen día prometió al candidato presidencial Carlos Salinas de Gortari más de 20 millones de votos en el lejano 1988 que fue el año donde el PRI estuvo por perder Palacio Nacional ante Cuauhtémoc Cárdenas. Acá la promesa era obtener más de millón y medio de votos, lográndose apenas superarse el millón y quedándose en la tendencia de nulo crecimiento para el PAN en las elecciones estatales.

E_bRktyXEAw3M8b

Su nulidad como dirigente, se recuerda, además, hizo que siempre hubiera inestabilidad al interior del CDE, pasando por la secretaría general varias panistas, entre ellas la propia coordinadora de campaña de Libia Dennise García Muñoz Ledo, María del Rosario Amador, que salió tras fuerte choque haciendo evidente la incapacidad de López Mares para respetar el rol de su compañera y, sobre todo, lejano a los idearios de igualdad política entre hombres y mujeres, a voces dicho dentro del PAN.

Eduardo López Mares fue echado del PAN por su gran fracaso. La realidad albiazul poselectoral lo hizo posible. Pero, también debe decirse que debe compartir responsabilidad en ello quien lo puso. Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, como jefe político del PAN en Guanajuato, pasará a la historia como un mandatario que no divisó de cómo estaban las cosas ni mucho menos supo operar para hacer del partido una instancia de alta confiabilidad social como para ganar el 2024.

Han sido la perspectiva negativa de miles y miles de guanajuatenses sobre Morena y su forma de gobernar, de la mano del carisma y promesa de “Nuevo Comienzo” de Libia Dennise García y su alianza con otros partidos, organizaciones y sectores de la sociedad la que le dieron a ella la victoria, una nueva y quizá final oportunidad para el PAN.

3102646

El rumor de que se le dará a López Mares un espacio en el Poder Judicial, Consejo de la Judicatura, en momentos donde Morena tiene puesta en la mesa una reforma constitucional para que se depure la justicia nacional y haya hasta elección de jueces, que además tienen mala calificación social, de acuerdo con las encuestas usadas como legitimadoras de la decisión nacional, 60 por ciento cree corruptos a los integrantes de los tribunales en todo el país, resulta síntoma de cómo desde la nomenklatura no entienden que no entienden, si le dan el puesto. 

Ahora bien, Lalo ya es pasado en el PAN. Lo hecho, hecho está. Lo que importa es lo que viene a partir del baño de realidad que dio la elección y primordialmente Libia Dennise no puede ser ajena a ello. Una cosa es gobernar sin tener a los intereses del PAN como centro político y otra es cometer de esa “sana separación” un grave error estratégico, a la Ernesto Zedillo.

Bajo las circunstancias dadas, la gobernadora electa no puede darse el lujo de generar espacios vacíos, pues en ello puede irse la estabilidad y éxito de su futuro gobierno y de su propia carrera política para las próximas dos décadas. Debe atajar de entrada cualquier intento de perpetuación del poder saliente, causante y por mucho de la mayor debacle albiazul. La limpia y el cambio generacional se hacen necesarios.

Vamos, ahorita ella debería estar viendo con preocupación cómo se está manejando la separación de Carlos Zamarripa de la Fiscalía General del Estado -en proceso- desde la oficina central de Paseo de la Presa, donde su pensión por 15 años ya es un escándalo para los contribuyentes. El fiscal, además de haber cobrado con malos resultados por más de una década, le estará cargando a los ciudadanos el pago de su manutención por más de 20 millones de pesos en los próximos tres lustros y con una disposición reglamentaria salida desde su escritorio, bajo una falaz interpretación de autonomía de gestión. Más balas para la oposición que promueve como mantra la austeridad republicana como principio.

Y si bien la salida por renuncia de Carlos Zamarripa debe ser inminente para que Libia no esté supeditada a los votos de Morena, para nombrar nuevo fiscal general, gracias al fracaso de López Mares, con un período extraordinario bajo la operación, la última gran batalla, de Luis Ernesto Ayala, el pastor panista, y del coordinador de campaña tricolor a favor de la candidata hoy gobernadora electa y guía de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, Alejandro Arias, las formas importan. Sí, el costo se adosa a Diego Sinhue, pero los saldos se le legarán a ella. La moderación se hacía necesaria.

0H7A9365

Por ello, en lo futuro, Libia Dennise deje ejercer sus facultades metaconstituconales como jefa política del panismo, si su interés es llevar a rajatabla el nuevo comienzo, imprimiendo su sello dentro del partido, lo cual no significa ir contra un proceso de democratización y apertura a la sociedad del PAN. Es conducirlo y no dejar que manos ajenas se lo tomen a su interés y lejos de la idea de renovación social y política que plantea Libia para Guanajuato.

La elección del futuro dirigente del PAN es esencial para la reconquista de los espacios perdidos en 2027. Salinas puso a Luis Donaldo Colosio y logró retomar el Congreso y varios estados en 1991 frente a la emergencia del PRD. El ejemplo es válido, si se atiende que el PRI, como partido hegemónico en crisis en aquel entonces, debió rearticularse para retomar apoyo popular. Su anclaje en las calles fue el método de retorno; el problema para el priismo es que su reforma fue inacabada y no supo convertirse en un partido en el gobierno, pero crítico y actuante en lo social.

Atendiendo a modo de historia política comparada el momento del PAN, la ruta de Libia, pues, aparece clara: tener en sus manos la decisión del futuro del partido, puesta en las manos de un hombre o una mujer de claridad y brillantez política que entienda la radiografía actual de la sociedad guanajuatense y que el partido atienda con seriedad los problemas fundamentales de la gente: inseguridad y sus carencias económicas e incapacidad de movilidad social, frente a rancios grupos de interés que desean preservar sus intereses. Una persona que debe tener en sus manos una visión superior de la historia de un partido que se considera a sí mismo de centroderecha, en momentos donde los radicales buscan llegar a los extremos. Persona, además, que debe tener la capacidad para trabajar a toda máquina y por todo el estado. Si no se entiende el mensaje de las urnas, la cuenta regresiva de salida ya empezó.

El PAN del sexenio de Libia no puede ser más la mera agencia de colocaciones que fue en los últimos años, debe ser un partido actuante y con sus matices propios, en el contexto de la reforma nacional albiazul, si se quiere realmente como ariete de apoyo para la gobernadora y su nuevo comienzo. 


En Irapuato, el apéndice de Lalito

Se comenta a esta columna que Eduardo López Mares no fue ajeno a la praxis decadente de colocar a todo familiar posible en puestos públicos, aprovechándose del cargo. Verdad o ficción la realidad es que, por ejemplo, en Irapuato, se tiene anotado a uno de sus sobrinos que ha surfeado en la administración municipal con “protección” familiar ante sus yerros e ínfulas.

Francisco Javier López Balderrama, es el sujeto de marras. Como asesor jurídico de la Dirección de lo Normativo, que está adscrita a la Dirección General Jurídica del gobierno municipal de Irapuato, no ha sido buen representante en mesas de trabajo ante el Congreso del Estado.  No dejó buena impresión en las consultas para reformas la legislación para los municipios que ha impulsado el diputado Bricio Balderas Álvarez, por la superficialidad de sus argumentos. Para esos trabajos pasear con el apellido no basta.

WhatsApp Image 2024-06-17 at 17.44.16

En Irapuato, otro ejemplo, se le asignó la responsabilidad de sacar adelante los trabajos para el Consejo Consultivo Municipal para el Centro Histórico, sin que entregue resuelto el encargo, uno de los compromisos de la propia alcaldesa Lorena Alfaro.

La salida de Lalo López Mares del PAN podría dar pauta para que su superior y protectora, la directora de Normativo, Ma. Lourdes Vargas Larios, ya no le tema a la fronda familiar presumida por Francisco Javier López Balderrama, quien, por cierto, comadreo en la sociedad fresera y tómelo con reserva, "aspira" a emparentar con el diputado local Víctor Manuel Zanella, cosa política, dicen.

La oportunidad se pinta calva.

Te puede interesar
Ethos Político

Ethos Político. Hasta la victoria: Libia

Héctor Andrade Chacón
Opinión 27 de mayo de 2024

Sin mostrar todo su potencial, Libia Dennise García Muñoz, candidata a la gubernatura por la coalición Fuerza y Corazón por Guanajuato, realizó su cierre masivo de campaña en el estadio León ante 35 mil seguidores provenientes de diversos municipios.

Israel López Chiñas

OchoPuntoDos. La candidata, Claudia Sheinbaum, por todo en el próximo debate; Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez, campantes

Israel López Chiñas
Opinión 17 de abril de 2024

La clase política mexicana exhibe su “aversión” por el debate, a la presentación de sus proyectos de nación, entidad y municipios, en especial de la “revisión” como la “evaluación” en medio de la sociedad, dejando pasar algunos suspirantes a los diferentes cargos los mejores momentos para poder “inscribir” sus propuestas en el ánimo de los votantes frente a los graves problemas nacionales.

Salvador García Soto

Guerra entre poderes

Salvador García Soto
Opinión 17 de abril de 2024

Se viven tiempos de discordia en la República. La confrontación pública entre los Poderes de la Unión pasó de ser una disputa verbal y mediática, a un enfrentamiento frontal, utilizando las instituciones y las leyes, entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial.

Lo más visto
Trump

Trump a salvo tras intento de asesinato en mitin político

Redacción
Política 14 de julio de 2024

El expresidente Donald Trump fue el blanco de un intento de asesinato durante un acto de campaña en Pensilvania el sábado, días antes que reciba la nominación republicana por tercera vez. Una ráfaga de disparos desató el pánico, y un Trump con manchas de sangre, que dijo que había recibido un disparo en la oreja, fue rodeado por agentes del Servicio Secreto y subido a toda prisa a su camioneta mientras alzaba el puño en señal de desafío. La campaña de Trump indicó que el expresidente se encontraba “bien” después del incidente que, según dijo, le perforó la parte superior de la oreja derecha. El tirador fue asesinado por el Servicio Secreto y se reportó la muerte de un asistente al mitin por obra de los disparos.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email