Con Sheinbaum “no habrá retrocesos”, asegura AMLO; “ni un paso atrás ni para tomar impulso”, dice

El presidente López Obrador reiteró que está contento porque está asegurado el relevo generacional. Al encabezar la supervisión del avance de programa Agua Saludable para La Laguna, en Lerdo, Durango, el Mandatario federal reiteró que está contento porque está asegurado el relevo generacional.

17 de junio de 2024 Redacción
2024-06-16-Presidente-AMLO-Agua-Saludable-para-La-Laguna-Durango-Foto-01

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que, con el próximo gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo, virtual presidenta electa, seguirán los programas sociales, y la transformación del país continuará y "no habrá retrocesos, ni un paso atrás ni siquiera para tomar impulso”.

Al encabezar la supervisión del avance de programa Agua Saludable para La Laguna, en Lerdo, Durango, el Mandatario federal reiteró que está contento porque está asegurado el relevo generacional.

“Vamos a seguir adelante. Es para mí una dicha enorme como para ustedes que lo saben que no va a haber retrocesos, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso, vamos para adelante. A seguir transformado al país. Aquí quiero decirles que van a continuar todos los programas de bienestar. Eso está garantizado”, afirmó.

Manifestó que los mexicanos se tienen que sentir orgullosos porque en México iniciará una nueva etapa bajo el mando de la primera presidenta que hay en la historia del país.

Destacó que, en la elección pasada, Claudia Sheinbaum obtuvo el respaldo de cerca de 36 millones de voto, cifra que lo “cepillo”, pues recordó que él tenía el primer lugar en la cantidad de votos obtenidos al sumar alrededor de 31 millones.

“Es la presidenta con más votos en la historia de nuestro país. Hasta yo que tenía el primer lugar en votación me cepilló. Yo obtuve creo 31 millones, ella creo 36 millones”, expresó.

Lo más visto
Trump

Trump a salvo tras intento de asesinato en mitin político

Redacción
Política 14 de julio de 2024

El expresidente Donald Trump fue el blanco de un intento de asesinato durante un acto de campaña en Pensilvania el sábado, días antes que reciba la nominación republicana por tercera vez. Una ráfaga de disparos desató el pánico, y un Trump con manchas de sangre, que dijo que había recibido un disparo en la oreja, fue rodeado por agentes del Servicio Secreto y subido a toda prisa a su camioneta mientras alzaba el puño en señal de desafío. La campaña de Trump indicó que el expresidente se encontraba “bien” después del incidente que, según dijo, le perforó la parte superior de la oreja derecha. El tirador fue asesinado por el Servicio Secreto y se reportó la muerte de un asistente al mitin por obra de los disparos.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email